¿Mascarilla de café?

Fabiola Real

 

El café no es sólo nuestro aliado en las mañanas para despertarnos y activarnos en la primera hora del día. Ya te contamos que al saborear esta bebida nos puede traer beneficios en múltiples sistemas de nuestro organismo, pero no es el límite. 

Aplicar café molido en el cuerpo puede ayudarnos con diversos problemas, desde eliminar células muertas, ayudar en la circulación, reducir celulitis, entre otros como:

1. Antiinflamatorio. La cafeína funciona como antiinflamatorio natural ayudando a reducir enrojecimientos e inflamaciones en la piel. 

2. Desintoxicante. Los restos del grano molido se utilizan en mesoterapia, por el efecto de la cafeína sobre las varices. Ayuda a una mejor circulación de las piernas y al mismo tiempo evita la aparición de nuevas.

3. No más celulitis ni piel de naranja. Aplicar los granos del café que nos sobraron de la preparación de la bebida tempranera, nos ayudará a facilitar el rompimiento de los cúmulos de tejidos graso.

4. Disminuye el daño de los rayos UVA. Tienen un alto grado de antioxidantes (polifenoles) lo que contrarresta en cierta medida el paso de los rayos UVA. No quiere decir que podamos sustituir al bloqueador con café, pero es un buen acompañante en la exfoliación.

Una mascarilla que tenga café como ingrediente principal puede ayudar a desvanecer la piel de naranja, abrir los poros del rostro para exfoliar de manera suave y quitar puntos negros, además de dilatar vasos sanguíneos y tensar los tejidos.

Te traemos dos recetas de mascarillas de café. Puedes usar los restos de café que utilizaste para prepararlo esta mañana. Te recomendamos separar la mascarilla que utilizarás en cara de lo que usarás en el resto del cuerpo. 

RECETA 1:

Ingredientes:

- 2 cucharadas de yogur natural

- 1 cucharada azúcar morena

- 1 cucharada de café molido

RECETA 2:

Ingredientes:

- 3 cucharadas de aceite de oliva

- 3 cucharadas de agua

- 2 cucharada de café molido

Aplicación

Sea la que elijas, después de mezclar los ingredientes, aplica con una brocha sobre la piel y después realiza un pequeño masaje de forma ascendente y circular sobre el área.

Déjala reposar entre 15 y 20 minutos y retira con agua tibia.

Luego no olvides de humectar con la crema de tu elección.

Para el rostro, continua con tu rutina de skin care a partir del tónico.

 

¿Listos para una nueva versión de piel?

Cuéntanos cómo te fue con estas recetas. 

Deja un comentario