Espresso, bebida base por excelencia.

Juan Palma

En esta ocasión repasaremos la preparación del café concentrado por excelencia, base para la preparación de una gran cantidad de bebidas.


Este será el inicio de un viaje sobre las diferentes bebidas de café. Te sorpenderás de la diversidad de sabores y aromas que existen, pero para poder disfrutar de cada una de ellas, definitivamente debemos comenzar por el café espresso.

El café espresso surgió de la necesidad de poder ofrecer un café individual y en el momento, siendo capaz de ofrecer la mayor frescura posible. Se dice que fue hasta 1948 cuando un famoso barista italiano llamado Achille Gaggia, construyó la máquina de pistón que le permitió elaborar un espresso con la calidad a la que se aspiraba; voluptuoso, denso y con espuma cremosa. De ahí que un buen espresso se conoce como el orgullo italiano. 


“Un buen espresso también enamora por la vista”


Existen diferentes métodos de preparación, para los cuales se aplica una técnica de extracción diferente. No nos pondremos técnicos, ni hablaremos sobre las que requieren máquinas más sofisticadas, sino los que podemos preparar en casa.


La calidad de nuestro café espresso dependerá de la máquina y del proceso de percolación, que es el proceso de transformación donde un chorro de agua caliente a presión atraviesa una capa de café molido. En casa lo podemos hacer principalmente por tres métodos:

  • Cápsula suave: porción de café entre dos hojas de papel filtro que se encuentra ya dosificada y prensada. Entendamos también como el café liofilizado que se encuentra en las cápsulas desechables. El tiempo de extracción es de entre 18 y 20 segundos. Lo interesante de este método es la practicidad, sacrificando la frescura.
  • Cápsula dura: similar a la cápsula suave, estas cápsulas reutilizables se pueden recargar con café molido con la cantidad óptima para el proceso de extracción por 20 segundos por la misma cafetera del punto anterior. Este método es mucho más amigable con el medio ambiente, y te permitirá utilizar tu café favorito. ¡Búscalas en nuestra tienda!
  • Café molido: 10 gramos de café correctamente comprimidos en una cafetera capáz de hacer el proceso de extracción, siendo entre 25 y 30 segundos. Estas máquinas se conocen como cafeteras de café espresso, ya que la compresión, presión de vapor y extracción son primordiales. Si cuentas con una cafetera moka, prensa francesa o de filtro ¡podrás hacer un excelente americano! Visita nuestro blog “Métodos de preparación” para saber más.
  •  

    La taza también influye en la calidad de tu espresso, te recomendamos una de porcelana con un fondo curvo.

    Existen diferentes tipos de espresso, prueba las siguientes opciones y encuentra la mejor para ti:

  • Espresso largo (lungo): concentrado, pequeño y con buena cantidad de espuma (conocido como crema de café). 
  • Taza: 4oz
  • Ingredientes: 7 gramos de café y 2.8oz de agua
  • Espresso corto (ristretto): con superficie más densa y obscura que el lungo, debido a que es café más concentrado.
  • Taza: 3oz
  • Ingredientes: 10 gramos de café y 1.8oz de agua
  • Espresso doble (doppio): significa que es un café doble en concentración, es decir, se usan dos cargas de café.
  • Taza: 7oz
  • Ingredientes: 14 gramos de café y 5.6oz de agua

  • Esperamos que esta introducción te lleve a probar diferentes tipos de café, y con ello vayas explorando y encontrando lo que más te gusta. No olvides escribirnos un comentario si tienes una duda y con gusto te ayudamos


    Fuente:

    • García-Botsmakian, M. & Lemus, G., 2018. Viaje por el café de México. Ed. Ilustra

    Deja un comentario